5 maneras para combatir la desmotivación :-)

Fuente: Mypsicologa.com

0

La desmotivación puede dejarnos estancados en un mismo lugar por un largo período de tiempo, espero que con estos recursos puedas combatir la desmotivación y olvidarte completamente de ella.

¿Te gustaría cambiar tu vida pero te sientes desmotivad@?

Combatir la desmotivación requiere de una acción consciente y voluntaria.

En este artículo voy a darte algunas técnicas o recursos para que puedas dejar atrás tu desgana.

Cómo combatir la desmotivación

  1. ACEPTA la desmotivación que sientes AHORA

El primer paso para superar un sentimiento es aceptarlo.

Date el permiso para estar desmotivad@.

No pasa nada.
Todo el mundo puede desmotivarse en algún momento.
Y desde ese permiso, trata de ver cuál es TU motivo.

  • ¿Te sientes apático?
  • ¿No tienes ninguna pasión?
  • ¿No hay nada que te gustaría conseguir?
  • ¿Estás cansad@ de luchar?
  • ¿Crees que no lo vas a conseguir?
  • ¿Hay algo interno o externo que te impide avanzar en dirección a tus objetivos?

Si averiguas qué hay detrás de la desmotivación, podrás tener una comprensión más profunda de lo que te sucede y, por lo tanto, podrás escoger mejor los recursos o estrategias para combatirla.

  1. Desmotívate todavía más

Esta es una técnica muy buena para tocar fondo.
Voluntaria y deliberadamente, PIENSA (pero no lo lleves a cabo) qué cosas podrías hacer o pensar para desmotivarte aún más.

Por ejemplo

  • Si has descubierto que lo que te desmotiva es que no hay nada que te guste, una manera de desmotivarte más podría ser, seguir sin buscar nada que te apasione, el resto de tu vida.
  • Si lo que te desmotiva es que ves muchos obstáculos para conseguir aquello que quieres, trata de buscar todavía más problemas. Venga, PIENSA todavía más en negro.

Dedícale unos 5 o 10 minutos al día para realizar este ejercicio.
Te aseguro que los efectos del mismo son sorprendentes.

  1. Busca al responsable de tu desmotivación

El hecho de que tú estés desmotivad@, ¿de quién depende?
Podría depender de tres cosas:

  1. Una situación totalmente externa a ti: si no puedes cambiarla, olvídate de combatir tu desmotivación. Es imposible.
  2. Otra persona: en este caso tienes dos opciones. Una es apartarte de esa persona y ver si tu motivación vuelve. En caso de no poder o no querer apartarte, tampoco tiene solución.
  3. De ti: sólo en este caso, sería posible hacer algo al respecto. Si tu desmotivación depende de ti, estás de suerte. Siempre vas a poder mirar diferente, sentir diferente o pensar diferente. Y esa decisión, sí que depende, única y exclusivamente, de ti.
  1. Dibuja tu desmotivación y dale voz

Este ejercicio lo utilizo cuando trabajo con la Terapia Gestalt.

Te va a dar mucha información sobre tu estado.
Pregúntale a tu desmotivación qué quiere, por qué está en tu vida, qué ha venido a enseñarte, qué necesita…

Si consigues averiguar la función positiva de tu desmotivación, probablemente, te será más fácil superarla

  1. Busca algo que te guste y si no lo encuentras, invéntatelo

Esta es otra técnica muy potente, el actuar “como si”.
Consiste en imaginar que has encontrado algo que te apasiona, lo que sea (ya te digo que puedes inventártelo) y, durante 1 hora al día, haz teatro.

Es decir, actúa, camina, come, siente, piensa COMO SI fueras esa persona súper motivada. Métete en tu personaje y actúa lo mejor que puedas. Porque si lo consigues, esta sola práctica te va a proporcionar lo que en Terapia Breve Estratégica llamamos una experiencia emocional correctiva.

Al convertirte (aunque sea fingido) en otra persona, podrás experimentar cómo se sentiría esa persona motivada y, si conectas con el sentimiento, es posible que puedas salir de tu desmotivación.
Si estos recursos te sirven para apartarte de tu desmotivación, entonces, puedes utilizar otros para motivarte como, por ejemplo:

  • Concretar aquello que te gustaría que pasara en tu vida
  • Mejorar tu diálogo interno y hablarte a ti mism@ constructivamente
  • Aprender a gestionar tus emociones, sobre todo, la frustración o el miedo al fracaso
  • Leer algún libro, escuchar algún podcast o ver algún video sobre motivación
  • Creer en ti y en tu potencial
  • Mantener tu mente enfocada en aquello que quieres
  • Comprometerte con tu objetivo realizando cada día una pequeña cosa en esa dirección
  • Y pagar el precio de aquello que quieres

Esto último es importante, porque todo tiene un precio y tienes que estar dispuest@ a pagarlo.

Tendrás que renunciar a cosas, para recibir otras.

Espero que este artículo te sirva para combatir tu desmotivación y sacarte de ella. Si conoces a alguien que se encuentre en un momento “desmotivado”, no dudes en reenviarle el post. Te lo agradecerá.

Miriam Esquivel, Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños. Teatro-terapeuta. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres y conferencias.

Ofrece servicios de psicoterapia y coaching online a través de su web www.mypsicologa.com Descárgate su ebook gratis de regalo: De los altibajos emocionales, a la tranquilidad interior.

Telf. +34 636 256 540 – info@mypsicologa.com – @mypsicologa

Guardar

Guardar

Guardar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here